¿Qué es la trazabilidad interna de un producto?


¿Qué es la trazabilidad interna de un producto?

¿Qué es la trazabilidad interna de un producto?

La trazabilidad es un concepto nuevo en gestión de productos. Por ejemplo, se encuentra definida en la norma ISO 9001:2015.  En realidad, comenzó aplicándose al entorno agroalimentario. De hecho, la trazabilidad alimentaria es obligatoria en Europa desde 2005. Sin embargo, luego se extendió a todas las industrias. Básicamente, consiste en la posibilidad de establecer un historial continuo de cualquier producto o proceso. Precisamente de ahí su nombre, ya que alude al seguimiento de trazas o huellas. Para las empresas, garantizar la trazabilidad interna de un producto es clave. Las nuevas tecnologías vienen en su auxilio, a partir del etiquetado inteligente, inteligencia artificial y otras innovaciones.

Tipos de trazabilidad de productos

Hay tres formas de seguir la trazabilidad de productos: hacia atrás, hacia adelante e interna. Veamos brevemente las definiciones. Luego nos centraremos en la trazabilidad interna de un producto.

  • Trazabilidad hacia atrás. Se enfoca en la recepción del producto o materia prima. Mira hacia el origen. Es decir, de dónde proviene, cómo fue elaborado, fecha de vencimiento. Permite mantener el control de calidad de los productos que ingresan a la empresa. Se basa en documentos como facturas, análisis, controles y certificados.
  • Trazabilidad hacia adelante. Se refiere al destino del producto. Se centra en el tipo de producto, destinatario, almacén de salida, fecha de salida y recepción, medio de transporte. Permite garantizar la calidad del producto que sale de la empresa.
  • Trazabilidad interna de un producto. Implica todos los procesos que ocurren dentro de la empresa hasta obtener el producto terminado. También se denomina trazabilidad de procesos. Es decir, el qué, quién, dónde, cuándo y cómo de los procesos.  Requiere un registro minucioso de los procesos y la recopilación de todos los datos que permitan fijar la trazabilidad interna.

Te puede interesar: El Internet de las Cosas en Logística, lo que debes saber

A su vez, hay dos tipos de trazas internas: directas e indirectas, Las trazas internas son cambios en el producto, en tanto que las indirectas son las actividades humanas que producen cambios.

Estos tres tipos de trazabilidad no son procesos aislados, sino que deben trabajar juntos para conseguir la trazabilidad integral del producto.

Proceso de trazabilidad interna de un producto

Hay diferentes métodos para realizar la trazabilidad interna de un producto. Sin embargo, cualquiera de éstos requiere un sistema que unifique toda la información relativa a los productos y sigue un proceso común. Éste debe cumplir etapas como:

  • Definición de criterios. se debe definir un criterio para la agrupación de productos.  Es decir, cómo se definen los lotes y cuáles son sus características.
  • Creación de un sistema de registro y documentación. Implica la definición del producto y determinación de las trazas, es decir, todo lo que permite su identificación. Por ejemplo, forma, color o peso. También, cuáles son los factores que las afectan, trazas directas e indirectas. Incluye un registro de trazabilidad e informes periódicos.
  • Implementación de un sistema de identificación. Debe permitir su aplicación en los tres tipos de trazabilidad de productos que ya definimos.
  • Control de gestión. Implica contar con protocolos concretos para hacer frente a las incidencias. Es decir, desvíos del estándar que indiquen la existencia de un problema. Aquí se aplican técnicas de logística inversa.
  • Testeo de plan de trazabilidad. Consiste en comprobar que todo el sistema funciona correctamente.

Te puede interesar: Las normas para etiquetado de alimentos y BEBIDAS en Argentina

Tecnologías para la trazabilidad interna de un producto

Las nuevas tecnologías permiten un seguimiento muy detallado y estricto de los productos, garantizando así una óptima trazabilidad interna.

  • Tecnologías de identificación de productos. Aquí encontramos códigos de barras lineales, códigos bidimensionales de forma matricial y tecnologías NFC. Éstas permiten la conexión inalámbrica de corto alcance y el intercambio de datos entre dos dispositivos cercanos.
  • GPS. Dispositivos de localización geográfica.
  • Drones. Los dispositivos no tripulados se utilizan en funciones de control de inventarios, paquetería y distribución a corta distancia.
  • Automatización y robótica. Su utilización en almacenes permite la trazabilidad interna de un producto en los procesos de transformación y flujos de trabajo.
  • IoT. Permite el control en tiempo real de los trayectos o rutas de los productos. Por ejemplo, etiquetas inteligentes.

Leé también: Proyectos especiales

  • Big Data. Esta tecnología se utiliza para recoger toda la información que se genera a partir de los demás dispositivos.
  • Softwares de trazabilidad de un producto. Junto con todo esto, se han desarrollado softwares que permiten integrar la logística digital y la tradicional, otorgando visibilidad y transparencia a la trazabilidad interna de un producto. 

¿Te gustaría implementar procesos de trazabilidad interna de tus productos? Los expertos de E-Comex tienen muchas soluciones para vos.

¿Te resultó útil esta información? ¡Déjanos tus comentarios!

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram