Stock Óptimo: ¿Cómo calcularlo de forma correcta?


Stock Óptimo: ¿Cómo calcularlo de forma correcta?

Stock Óptimo: ¿Cómo calcularlo de forma correcta?

La gestión de stocks es uno de los grandes desafíos de la logística. Consiste en controlar las existencias de mercaderías en el almacén. Desde el punto de vista operativo, una de las categorías es el stock óptimo. Se considera así la cantidad de existencias que permite atender la demanda sin provocar rupturas. A la vez debe garantizar la máxima rentabilidad y minimización de costos. En realidad, un cálculo incorrecto del stock puede provocar pérdidas, desabastecimiento y daños a la imagen de la empresa. ¿Querés saber cómo calcular el stock óptimo de la manera correcta? Aquí te lo explicaremos.

Desde el punto de vista logístico, el inventario óptimo es la cantidad exacta de mercancía que la empresa necesita tener, para cumplir con los pedidos de los clientes sin que se produzca una ruptura. Dicho de otra forma, obtener la máxima rentabilidad reduciendo al mínimo los costos de almacenamiento. Al mismo tiempo, responder a la demanda y eventuales fluctuaciones.

En realidad, para lograr un óptimo control se deben tener en cuenta muchas variables. Al mismo tiempo se deben recopilar datos. Por ejemplo, tener registros históricos para entender la demanda y sus fluctuaciones. Por otra parte, si se deben importar productos, tener en cuenta las demoras que puedan existir. En cualquier caso, se deben tener en cuenta los tiempos normales o excepcionales de entrega de los pedidos por parte de los proveedores.

Te puede interesar: Diferencias entre logística y distribución física internacional

Desde el punto de vista logístico, el stock óptimo es la suma del pedido óptimo, el stock de seguridad y el stock mínimo.

Veamos brevemente estos conceptos:

  • Pedido óptimo. Es un valor numérico relacionado con la cantidad y frecuencia con que se realizan los pedidos. Surge de la fórmula matemática del Modelo de Wilson.
  • Stock de seguridad. Reserva mínima necesaria para que no se produzca una ruptura en caso de aumento de la demanda.
  • Stock mínimo. La cantidad mínima que debe haber en depósito para responder a la demanda.

Cálculo del inventario óptimo con el Modelo de Wilson

En todo caso, el cálculo del stock debe realizarse de manera científica, planificada y controlada. Es porque una falla en el sistema de inventarios puede tener graves consecuencias, desde paralizar la producción hasta incumplir con los pedidos de los clientes.

Uno de los métodos más utilizados es el modelo de Wilson, que originariamente se utilizó para calcular costos. Este modelo parte  del cálculo del punto de pedido para después sumarlo al stock de seguridad y stock mínimo.

Cálculo del pedido óptimo

Se basa en las siguientes variables:

  • Demanda anual (D).
  • Costo del pedido (K).
  • Costo de almacenamiento (G).

Te puede interesar: ¿Cómo realizar una selección de proveedores en el exterior?

El inventario óptimo, según esta fórmula, equivale a la raíz cuadrada del doble producto de KxD dividido G. 

Este cálculo nos proporciona una cantidad, que es el pedido óptimo. Entonces, este número se debe aplicar al método de gestión de inventarios. Así, el encargado de gestión de inventarios sabrá cuándo y cuánto debe solicitar para reponer la mercadería y mantener el nivel de stock óptimo.

Cálculo del stock mínimo

Se basa en las siguientes variables:

  • Cantidad que se consume por unidad de tiempo.
  • «Lead time» de los proveedores, es decir, el tiempo que transcurre desde que se genera el pedido hasta que el proveedor entrega la mercadería.

Multiplicando estos factores obtenemos el stock mínimo. Por ejemplo si consumimos 100 unidades diarias y el tiempo de entrega del proveedor es 7 días, el stock mínimo es de 700 unidades.

Cálculo del stock de seguridad

Las variables son:

  • Plazo máximo de aprovisionamiento.
  • «Lead time» de los proveedores en circunstancias normales.
  • Demanda media del producto.

El stock de seguridad surge de multiplicar la demanda media por la diferencia entre el plazo máximo de aprovisionamiento y la demora normal de los proveedores.

Ahora solamente debemos sumar estas tres cantidades y listo, ya tenemos lo que buscábamos.

Utilización del valor obtenido

Para que el valor obtenido resulte útil, se debe relacionar con el control de inventarios. Supongamos que realizamos los cálculos anteriores y llegamos a la conclusión de que el valor óptimo de un determinado producto de nuestra empresa es de 2000 unidades.

Leé también: Logística inteligente

En función del método de reposición de inventarios que utilice la empresa, por ejemplo bajo demanda, o por punto de stock mínimo, nos indicará cuántas unidades y en qué momento, se deben adquirir para mantener el stock óptimo de 2000 unidades.

Sencillo, ¿No es cierto? Si te quedaron dudas, consulta con los expertos de E-Comex que están preparados para ayudarte.

¿Te resultó útil esta información? ¡Déjanos tus comentarios!

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram