Seguros internacionales en comercio exterior: 7 claves de porqué contratarlos


Seguros internacionales en comercio exterior: 7 claves de porqué contratarlos

Cuando se trata de importar mercaderías del exterior, son muchos los riesgos, que pueden afectar no solo a las mercaderías transportadas, sino también al patrimonio de la persona o empresa que decide hacer la operación. Un siniestro/accidente afectará en forma irremediable en el futuro de esa persona o empresa. Para no poner en riesgo la inversión, existen los seguros internacionales en comercio exterior.

Tipos de coberturas de los seguros internacionales en comercio exterior

  • Seguros de transporte de mercaderías: cubren el costo de la mercadería, más el flete
  • Seguros de responsabilidad civil: cubre los daños que la mercadería le pueda producir a terceros
  • Seguros de Caución: entre otras cosas, cubre la diferencia de cotización que pueda ocurrir entre el momento de la compra y el de la llegada de la mercadería a destino

En los contratos de compraventa siempre se pactan las modalidades en que las mercaderías se transportan. Los INCOTERMS establecen como fue pactado el envío. El CIF (Cost, Insurance and Freight) es el único INCOTERMS, en el que el vendedor contrata a un asegurador. Pero solo está obligado a contratar un seguro básico, que no cubre todos los riesgos.

7 claves por las cuales se debe contratar seguros internacionales en comercio exterior

1.      Riesgos comerciales

Al comprar mercaderías fronteras afuera, puede suceder que no se consiga información actualizada a pesar de la gran ventaja que es Internet.  Pueden existir disposiciones recientes que no figuren en la web aún.

Las páginas web pueden  estar desactualizadas. Así, es como se puede incurrir sin querer en faltas a normas legales de otros países.  Problemas como disolución del contrato por parte del vendedor, riesgo de insolvencia o fraude, entre otros están cubiertos por este seguro.

2.      Riesgo país

Situaciones políticas y/o económicas del país con el que se concertó la operación de comercio internacional pueden generar que  el proveedor puede estar imposibilitado de enviar la mercadería.

También puede existir medidas restrictivas temporales para ciertos productos, o restringir las operaciones por motivos proteccionistas. Esta cobertura protege esos casos

3.      Riesgo de cambio

El mercado cambiario, tan fluctuante en la Argentina, puede afectar las operaciones internacionales de comercio exterior. El pago en divisa extranjera, puede ocasionar saldo negativo. 

4.      Riesgo de transporte

Las mercaderías deben viajar grandes distancias, hasta que se puedan retirar de Aduanas. Los riesgos son proporcionales, ya que pueden ocurrir extravíos, deterioros, roturas, pérdidas, robos, solo por mencionar algunos.

5.      Riesgos extraordinarios

Son aquellos riesgos que dependen de  factores externos al comercio exterior. Ataques terroristas, guerras, huelgas, catástrofes naturales, entre otros, hacen que un seguro, sea necesario.

6.      Confiscaciones o sustracciones

Hay lugares por donde navega un buque, que está expuesto a los ataques de piratas marítimos. También, puede ocurrir que en alguna escala, o transbordo, se puedan confiscar ciertos tipos de mercaderías. Evitar éstas pérdidas es asegurar el resultado de la operación

7.      Riesgo de inundación de la bodega

Hay veces en que, por un mal cierre de la bodega, por una filtración o por una tormenta, la mercadería de la bodega se moja. Aunque las pérdidas no sean totales, un buen seguro, hará que las cosas sean más equitativas.

Cláusulas que rigen de éste tipo de seguros

Las cláusulas más específicas en materia de comercio exterior, se miden a través del Institute Cargo Clauses (ICC), y son las siguientes:

ICC tipo A: cubre todo riesgo, con algunas excepciones, como ser embalaje inadecuado, demoras, insolvencias. Tampoco cubre huelgas o guerra. (Se puede contratar como adicional).

ICC tipo B: cubre riesgos como incendios, explosiones, abordajes, vuelcos, averías, pérdidas por inundación o por acción de las olas. Las excepciones son las mismas que el tipo A.

ICC tipo C: las mismas coberturas que el tipo B, pero no incluye la cobertura por entrada de agua durante la carga y la descarga, o por extravío o pérdida de mercadería.

Asegurar la inversión realizada con  seguros internacionales en comercio exterior es una buena manera de programar un resultado positivo para el emprendimiento. Lo importante es prestar atención al momento de contratarlo para tener en claro cuáles son las pautas de su cobertura

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram