Los tipos de cambio y las transacciones internacionales


Los tipos de cambio y las transacciones internacionales

¿Conocés en qué consiste el tipo de cambio? Si sos importador o exportador, este tema es fundamental para tu negocio. Esto se debe a que la balanza comercial de un país depende en gran medida de la tasa de cambio existente con respecto al dólar estadounidense. Así que en esta nota te explicaremos más sobre los tipos de cambio y las transacciones internacionales.

La preponderancia del dólar estadounidense en el comercio internacional

Desde hace al menos cinco décadas, el dólar de Estados Unidos ha sido la moneda de referencia mundial para las transacciones comerciales entre países. Esta situación, que inicialmente se dio en el mercado petrolero, derivó posteriormente en prácticamente todas las materias primas, bienes terminados y servicios en general.

Lo más interesante de todo es que esta moneda determina precios referenciales para realizar una transacción incluso donde Estados Unidos no tiene nada qué ver. Por ejemplo, si Colombia y México realizan un intercambio de productos, el valor de la carga será fijada en dólares estadounidenses, aun cuando no es la divisa oficial de ninguno de esos países. Entonces para determinar el valor de una moneda con respecto a otra, primero se fija el valor de cada una de ellas con respecto a la moneda de Estados Unidos. Se conforma así la denominada hegemonía del dólar estadounidense.

los tipos de cambio y las transacciones internacionales

¿Cómo se relacionan los tipos de cambio y las transacciones internacionales ?

En el sistema financiero mundial existe un conjunto de monedas, consideradas “duras” o “fuertes”, con respecto al resto de las divisas internacionales. Las principales monedas duras son:

  • Dólar estadounidense.
  • Dólar canadiense.
  • Euro.
  • Libra esterlina.
  • Rublo.
  • Yen.
  • Yuan.

En este sentido, el dólar de Estados Unidos es el principal marcador de tasas de cambio alrededor del mundo, ya que el mercado financiero fija el valor de cada unidad de su moneda local en relación con las unidades de dólar estadounidense que esta puede adquirir, y viceversa. Por ejemplo, en Argentina, una unidad de la divisa estadounidense cotiza actualmente entre 60 y 70 pesos argentinos. De esta forma, el tipo de cambio depende de múltiples factores, entre los que se encuentran estos:

  • Reservas internacionales del país.
  • Nivel de depósitos en la banca.
  • Ingreso de divisas al país.
  • Estabilidad en la salida de capitales.
  • Equilibrio entre exportaciones e importaciones.
  • Competitividad comercial.

Pero no todo acaba allí, ya que una moneda que se devalúa frente al dólar puede afectar seriamente a los consumidores locales, así como también a los importadores. Sin embargo, los exportadores pueden verse beneficiados. Esto se debe a que los bienes y servicios que exporta el país con la moneda devaluada se abaratan, volviéndose más competitivos en el exterior. Esto es particularmente positivo cuando los países vecinos poseen una moneda con mayor valor.

Intentos de superar la hegemonía del dólar estadounidense en el comercio exterior

En la actualidad, son varios los países o bloques de países que buscan dejar atrás esta hegemonía. De hecho, en algunos casos se ha logrado ese propósito, aunque aún su alcance no sea suficiente. Un caso emblemático ocurrió entre China y Rusia, países que acordaron realizar sus transacciones comerciales mediante un tipo de cambio directo entre yuan y rublo.

Del mismo modo, algunos países productores de materias primas han excluido el dólar estadounidense en su contabilidad comercial para calcular sus ingresos por exportaciones. Es el caso de Irán o Venezuela, exportadores petroleros que miden los precios del producto en euros. Igualmente, el surgimiento de las criptomonedas y su implementación en el comercio internacional gana cada vez más entusiastas, ya que este sistema ofrece transacciones seguras y confidenciales, protegidas mediante la tecnología blockchain.

los tipos de cambio y las transacciones internacionales

Conclusión sobre los tipos de cambio y las transacciones internacionales

Aunque abundan los experimentos y planes para modificar los estándares del sistema cambiario internacional, lo cierto es que la mayoría de los países aún siguen atados al patrón dólar como tipo de cambio preferente en transacciones comerciales. De hecho, la financiación del comercio mundial continúa dependiendo de esta estructura. En Argentina, el dólar para exportaciones e importaciones es una realidad invariable y este modelo se reproduce en los demás países del Mercosur. De cualquier modo, es muy probable que pasen años o incluso décadas hasta que un esquema cambiario pueda dejar de lado el actual formato de los tipos de cambio y las transacciones internacionales.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram