Logística inversa: todo lo que debes saber


Logística inversa: todo lo que debes saber

Logística inversa: todo lo que debes saber

La logística inversa es un tipo de gestión de la cadena de suministro, que mueve los bienes desde el cliente a los vendedores o fabricantes. Así, es lo contrario de la logística tradicional, que implica la entrega de las mercaderías en tiempo y forma. En realidad, comúnmente se la asocia a la política de devoluciones. Sin embargo, es mucho más que eso. De hecho, la logística inversa incluso puede ayudar a crear valor. Así, se refiere a todas las operaciones relacionadas con la reutilización de materiales. Puede incluir reciclaje, recuperación, restauración y reventa. Además, la economía colaborativa es una gran oportunidad para la logística inversa.

La logística inversa en la política de devoluciones

A partir del auge del comercio electrónico, la logística inversa comenzó a valorizarse a partir de las políticas de devoluciones. Hasta ahora, las empresas se enfocaban en la logística. Es decir, lograr que los productos llegaran a los clientes en el tiempo y forma esperados.

Si bien esta puede ser una medida de la satisfacción del cliente, pueden darse distintas situaciones que implican la devolución del producto. Los tres escenarios básicos son:

  • El producto recibido no coincide con la descripción del vendedor.
  • El cliente cambió de opinión sobre su compra.
  • El pedido está incompleto o defectuoso.

Te puede interesar: El valor de la logística comercial internacional en las importaciones

En estos casos, la devolución del producto califica como logística inversa. Sin embargo, la devolución todavía debe pasar por diferentes etapas. En realidad, administrar el recorrido del producto a la cadena de suministro puede llevar a cometer nuevos errores, aumentando las pérdidas.

Los cuatro aspectos clave de la logística de devoluciones son:

  • Volumen. Se debe analizar qué productos se devuelven y en qué cantidad. Si las devoluciones superan unas pocas unidades defectuosas, se debe evaluar retirar el producto del mercado.
  • Porcentaje de ventas. Según un estudio de Aberdeen Group, una empresa puede perder entre el 9% y el 15% de las ventas en el proceso de devolución.
  • Condiciones en las que se devuelve el producto. Se debe determinar el patrón de la falla, revisando el proceso de calidad de la entrega.
  • Valor financiero. El monitoreo y administración de la logística inversa permite recuperar el valor financiero convirtiendo las devoluciones en nuevas ganancias.

Otros casos de aplicación de la logística inversa

Como decíamos al comienzo, las devoluciones son una parte importante pero no la única de la logística inversa. Otros casos en los que hay que organizar y administrar un proceso de logística inversa son:

  • Prevención de las devoluciones.
  • Reciclaje.
  • Remodelaciones.
  • Embalajes.
  • Bienes no vendidos.
  • Fin de la vida útil del bien.
  • Errores en la entrega.
  • Reparaciones y mantenimiento.
  • Devolución de equipos y máquinas alquilados.

Un aspecto todavía poco explotado es la logística inversa como una oportunidad de crear y administrar las relaciones con el cliente y su fidelización.

La tasa de devoluciones del comercio electrónico es al menos el doble que la de las compras físicas. Además, en casi el 80% de los casos, son gratuitas para el cliente, pero tienen un alto costo de procesamiento para la empresa.

Los reintegros directos o los cupones de descuento pueden desalentar las devoluciones, fidelizar al cliente y reducir costos de logística inversa.

Te puede interesar: Logística de perecedero: ¿Cómo se transportan?

«Backhaul», una aplicación de la logística inversa

El concepto de backhaul puede entenderse como «viaje de vuelta». Desde el punto de vista de la logística, consiste en evitar que un vehículo vaya vacío en el viaje de retorno hacia el depósito o almacenes.

Si se piensa bien, el viaje de un camión vacío tiene altos costos económicos y ambientales. A partir de nuevos conceptos, como la economía circular y economía colaborativa, y con el apoyo de la tecnología, la idea del backhaul comienza a tomar fuerza dentro de la logística inversa.

Básicamente, consiste en programar una ruta en base a los proveedores que deseen aprovechar el espacio disponible para sus cargas.  Aunque parezca un proceso difícil de aplicar, no lo es si se realiza adecuadamente el diseño, planificación y control de los recorridos, teniendo en cuenta la ida y la vuelta.

Leé también: Logística inteligente

Entre los beneficios del backhaul se pueden mencionar principalmente el ahorro de costes, ya que el viaje de vuelta se financia entre los distintos participantes. Además, la reducción de la huella de carbono ya que el volumen de CO2 emitido se compensa con el transporte de mercaderías.

¿Te interesa organizar la logística inversa de tu empresa? Los expertos de E-Comex pueden ayudarte.

¿Te resultó útil esta información? ¡Dejanos tus comentarios!

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram