¿Cómo funcionan las normas ISO 22000?


¿Cómo funcionan las normas ISO 22000?

Los exportadores de alimentos deben cumplir con distintos protocolos sanitarios para garantizar que su producto es exportable y posee estándares de calidad aceptados internacionalmente. Las normas ISO 22000 guardan relación con este ámbito y te contamos más sobre ellas en esta nota.

Conociendo qué son las normas ISO

Es posible que en alguna ocasión hayas leído o escuchado el término “normas ISO”, seguido de algún número. Lo cierto es que estas normas son publicadas y establecidas por la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés). En este sentido, existe un catálogo de normas cuya finalidad es establecer estándares mínimos de funcionamiento, aseguramiento de la calidad en la industria y el comercio.

Esto ha permitido que distintos rubros puedan ser comercializados a nivel mundial bajo códigos comunes, abarcando más de 160 países en la actualidad. De hecho, se estima que la ISO ha aprobado alrededor de 20 mil estándares de normalización para distintos productos, principalmente en los siguientes sectores:

  • Alimentos.
  • Agricultura.
  • Salud.
  • Manufacturas.
  • Tecnología.

La ISO cuenta con varios comités de trabajo, los cuales se encargan de diseñar, aprobar y modificar todas sus normativas. Así mismo, esta organización publica distintos productos e insumos para la industria, tales como:

  • Informes técnicos.
  • Guías técnicas.
  • Certificaciones.
  • Especificaciones técnicas.
  • Catálogos de normatividad.
ISO 22000

Funcionamiento de las normas ISO 22000

Para comenzar, las normas ISO 22000 guardan relación con la cadena de suministros en el rubro alimentario. Su publicación se realizó por primera vez en 2005, y su principal objetivo consiste en la creación e implementación de protocolos efectivos que garanticen la seguridad alimentaria de los consumidores.

Igualmente, ISO 22000 contempla directrices para productos alimenticios indistintamente de su tamaño, proporciones o características específicas. En este sentido, vale la pena conocer los principales propósitos de las normas ISO 22000 en el mercado alimentario mundial, con especial atención en Argentina:

1. Hacer más eficiente el sistema de costos

La cadena de suministros en la industria alimentaria puede ocasionar costos operativos altos a los productores y exportadores. Elementos como conservantes, frigoríficos, empaques e incluso el transporte juegan un papel fundamental en este proceso. Por este motivo, ISO 22000 busca reducir esos costos, proponiendo procesos más eficientes en este rubro.

2. Incrementar los niveles de seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria en un país puede entenderse en dos áreas fundamentales. Una de ellas consiste en la implementación adecuada de protocolos de conservación, transporte y procesamiento de los alimentos. La otra, en cambio, tiene que ver directamente con el abastecimiento de alimentos en el mercado. Las normas ISO 2200 se encarga del primero.

3. Incentivar el trabajo conjunto entre autoridades y productores

La aplicación y el cumplimiento de los más estrictos estándares de calidad dependen de dos actores principales. Estos son los gobiernos y los productores. Por un lado, los gobiernos aplican las leyes, brindan apoyo técnico y facilitan los trámites, como es el caso del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en Argentina. Por el otro, los productores y exportadores son los encargados de generar un producto de calidad y llevarlo más allá de las fronteras del país.

4. Brindar protección y garantías al consumidor

La industria de alimentos no sería lo que es hoy en día sin la demanda de los consumidores. Gracias a ellos, los productores del campo llevan sus productos agrícolas o ganaderos a los mercados. No obstante, los consumidores no son únicamente las personas naturales, sino que también existen países consumidores.

Un ejemplo claro de esta situación es la exportación cada vez más grande de carne argentina hacia China. Como es obvio, esta producción debe contar con estándares de calidad bastante estrictos, como ISO 22000.

ISO 22000

Conclusión sobre las normas ISO 22000

La implementación de las normas ISO 22000 contempla a los productores, distribuidores, procesadores y vendedores de productos alimenticios. También incluye a otros sectores relacionados, como proveedores de aditivos, servicios de limpieza, transportistas, entre otros. Esto ofrece amplitud en la aplicación de estas normas.

Por último, la aplicación de las normas ISO 22000 debe ser obligatoria en cualquier escenario que guarde relación con la producción y exportación de alimentos desde Argentina hacia el mundo, junto a todo lo referente al abastecimiento interno.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram