¿Qué es la inversión extranjera directa y por qué caerá?


¿Qué es la inversión extranjera directa y por qué caerá?

Muchos países alrededor del mundo se preguntan qué pasará con la inversión extranjera directa en medio de esta crisis. Esto se debe a que la misma contribuye al desarrollo de sus economías y la generación de empleo. ¿Querés saber más sobre este tema? Seguí leyendo.

Conociendo la inversión extranjera directa

Para empezar, cuando hablamos de inversión es necesario comprender que quien la realiza persigue un objetivo principal. El mismo consiste en recibir beneficios luego de un plazo determinado. En este sentido, si una inversión no aporta las ganancias suficientes o el monto esperado, los inversores optarán por alguna de estas acciones:

  • Traspasar la inversión a un tercero que sea capaz de hacerla rentable.
  • Abandonar la inversión y trasladarse a otro lugar.
  • Inyectar nuevo capital para incrementar la inversión en el sitio.

Por lo tanto, al referirnos a inversión extranjera directa, esta puede definirse como la colocación de un capital por parte de una empresa en otro país. Sin embargo, dicho capital va destinado generalmente al establecimiento de negocios en sectores específicos. A continuación, mencionamos algunos rubros protagónicos de la inversión extranjera directa y algunas de las empresas más conocidas a nivel mundial que la practican:

  • Agricultura y ganadería: Cargill, Del Monte, Dole.
  • Industrias básicas: AngloAmerican, BP, Shell.
  • Servicios en general: Airbnb, Amazon, Uber.

inversión extranjera directa

Objetivos de la inversión extranjera directa

Las empresas que ponen en práctica la inversión extranjera directa se mueven por intereses destinados a aumentar su rentabilidad. Esto significa que siempre apostarán por destinos que les permitan desarrollarse en tres escenarios principales. Dichos escenarios son estos:

1.     Reducción de costos operativos

La inversión extranjera directa tiene gran relación con las estructuras de costos. Es por ello que, al momento de establecerse en un país, toda empresa necesita analizar y comparar qué tan costoso resultará con respecto a otros lugares.

Por lo tanto, aquella opción que ofrezca menores costos, tiene una mayor posibilidad de resultar elegida. De este modo, su producción puede aumentar, a la vez que lo hace su capacidad exportadora. A raíz de esto, grandes marcas como Apple, Nike o Adidas fabrican sus productos en China y otros países asiáticos, cuando sus casas matrices están en Estados Unidos o Europa.

2.     Apertura de mercados

Además de lo anterior, los procesos de inversión extranjera persiguen la apertura de nuevos mercados. Esto significa que, cuando una compañía se establece en un país, no solo busca ganar clientes entre los consumidores actuales o potenciales dentro del mismo, sino que también espera tener presencia en países vecinos e incluso en toda la región.

Por este motivo, muchas empresas transnacionales que desean estar en América Latina, escogen un determinado país para manejar sus operaciones regionales. En este ámbito, Argentina, México y Colombia son exponentes notables.

3.     Explotar activos estratégicos

En este punto podemos colocar principalmente a inversores extranjeros directos que se dedican al sector primario de la economía, es decir, a la explotación y producción de materias primas. Por ejemplo, las compañías gasíferas, mineras o petroleras mantienen su presencia en distintos países para extraer recursos naturales de carácter estratégico.

Pero los activos estratégicos no se refieren únicamente a las minas o yacimientos de hidrocarburos que estas manejan, sino también a los bienes tecnológicos, maquinaria e instalaciones relacionadas. Esto se debe a que el valor de estos elementos es bastante alto a nivel internacional.

inversión extranjera directa

¿Caerá la inversión extranjera directa por la crisis del COVID-19?

La emergencia sanitaria que vivimos hoy día ha dejado secuelas en casi todos los sectores de la industria. Quizás las excepciones a esta caída se encuentran en el sector farmacéutico, los insumos médicos, agricultura y alimentación. Por lo tanto, otros rubros se han visto seriamente afectados, como, por ejemplo, el sector automotriz y de autopartes, los hidrocarburos, el transporte aéreo, el turismo, las pymes y el comercio exterior. Además, la demanda de bienes y servicios se ha reducido y las estimaciones del Banco Mundial proyectan una contracción económica superior al 5%  en todo el planeta al cierre de 2020.

En conclusión, el panorama se presenta complicado para la inversión extranjera directa, y todo indica que caerá en lo que resta del año. Por supuesto, los más afectados serán los países receptores, ya que las plazas de empleo y la generación de ingresos se verán golpeados.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram