Guía práctica con las principales funciones del exportador


Guía práctica con las principales funciones del exportador

¿Querés exportar tus productos al exterior, pero no tenés idea de cómo hacerlo? ¿Te gustaría conocer todos los beneficios que podés recibir si vendes mercadería a otro país? Acá te traemos una guía imperdible con las funciones del exportador más importantes.

Las 5 principales funciones del exportador

Si tu intención es exportar algún producto desde Argentina a otros mercados, es importante que estés preparado. Esto consiste en conocer muy los bienes o servicios que ofrecés, así como el objetivo al que querés llegar.

Igualmente, contar con aliados en este ámbito es muy importante, ya que no todas las empresas, especialmente las pymes, poseen la capacidad de llevar a cabo todo el proceso por sí mismas. Para ello, te dejamos las 5 funciones del exportador más importantes:

1. Proveer bienes y servicios a mercados externos

Como es sabido, una exportación consiste en enviar bienes y/o servicios a un país distinto al de origen con fines comerciales. En este sentido, toda empresa exportadora, indistintamente de su rubro y tamaño, debe tener muy claro el tipo de producto que desea enviar a otros destinos.

Por lo tanto, debe ajustarse al público objetivo, pero también a lo que sus clientes (importadores) le demanden. Para ello, su planificación y niveles de producción deben ser acordes a esos aspectos.

funciones del exportador

2. Generar ingresos en divisas convertibles

Otra de las funciones del exportador consiste en recibir ingresos en moneda extranjera, para lo cual debe aprovechar las ventajas comparativas. Esto se consigue de distintas maneras, pero una de las más habituales es fijarse como meta exportar productos a países donde la moneda local tenga un valor superior a la del país del exportador.

Por ejemplo, en el contexto actual, a los exportadores argentinos les conviene enviar sus productos a la Unión Europea, Estados Unidos o China. De esta manera, sus ingresos serán mayores, ya que los costos operativos son calculados en pesos argentinos, mientras que reciben divisas de mayor valor luego de exportar, que son declaradas al fisco nacional. Así, se favorece la balanza comercial del país de origen.

3. Penetrar mercados internacionales

En cuanto al posicionamiento internacional de un exportador, este debe alcanzar competitividad en los mercados de destino. Para conseguirlo, es necesario estrechar su relación con los importadores, por lo que hay que realizar una importante labor de marketing, promoción y ofrecimiento de muestras de su producto.

Una vez que un mercado objetivo ha sido penetrado, es importante mantener la plaza. De lo contrario, los clientes pueden irse con la competencia. Un ejemplo notable se presenta en el mercado vitivinícola internacional, donde Argentina debe competir con duros contendientes de su misma región, tales como Chile y Uruguay, sin contar los clásicos exportadores europeos.

4. Dar a conocer marcas de su país de origen

La marca país es un asunto muy importante cuando se trata de elevar la competitividad de un exportador. En este sentido, las actividades de comercio exterior no solo consisten en comprar o vender productos, sino también en exponer la calidad de los bienes y servicios de un determinado país en otro.

Argentina se destaca por su gran capacidad productiva en sectores como el agroalimentario. Esto le ha permitido a sus exportadores ganar renombre mundial cuando se trata de productos como las carnes, el maíz, el limón o los vinos, cuya calidad es ampliamente reconocida en otros países de América Latina, Estados Unidos, la Unión Europea o China.

funciones del exportador

5. Crear conexión con operadores logísticos, distribuidores internacionales y agentes aduaneros

En otro orden de ideas, las funciones del exportador contemplan una interacción constante con otros actores del comercio internacional. Aunque no lo parezca, llevar a cabo un proceso exportador conlleva un enorme cantidad de trámites y papeles, lo que se combina con la adaptación a la normativa vigente en el país de destino. Ante esta situación, es necesario que el exportador contrate distintos servicios. Estos son algunos de ellos:

  • Operador logístico, para gestionar el traslado de su mercadería desde el punto de origen al de destino.
  • Distribuidor internacional, que puede ser muy útil para ahorrarle gastos de representación en el mercado objetivo, como también complementarlo en funciones de venta local.
  • Agente de aduanas, para representarlo en todos los trámites relacionados con impuestos, derechos de exportación y licencias ante las autoridades.

Conclusión sobre las funciones del exportador

Como hemos visto, las funciones del exportador van más allá de su propia empresa, llegando a tener repercusiones sobre la economía nacional. Por último, si querés saber más sobre este interesante tema, te invitamos a contactar a un agente aduanero. Allí, obtendrás asesoría especializada en comercio exterior para que tu negocio exportador sea un éxito.

 

 

 

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram