Exportación sustentable: cómo integrar prácticas de responsabilidad social en tu estrategia de exportación

Exportación sustentable: cómo integrar prácticas de responsabilidad social en tu estrategia de exportación

La exportación sustentable es aquélla que incorpora al proceso criterios ambientales, sociales y económicos. La sustentabilidad potencia la propuesta de valor exportadora, pero además abre mercados ya que cada vez más, los países imponen barreras ambientales. Por otra parte, los consumidores son también más exigentes respecto del medio ambiente y la forma en que se producen y comercian los productos. En realidad, estamos ante un nuevo capítulo en las cadenas globales de valor.

RSE y sustentabilidad para el mercado interno y la exportación sustentable

Cada vez más personas se dan cuenta de que en el universo hay muchos planetas, pero una sola Tierra. Desde las Naciones Unidas hasta la más pequeña de las comunidades, se reclaman cambios en la forma en la que producimos, comerciamos y consumimos.

Las empresas tienen un rol fundamental para apoyar y promover los cambios ambientales, sociales y económicos necesarios, no solamente hacia el interior de la organización sino en relación con sus grupos de interés. Así nace el concepto responsabilidad social empresarial (RSE).  Se denomina así al compromiso voluntario de las empresas con el desarrollo social y ambiental de su entorno.

Te puede interesar: Empresas de logística implementan procesos sustentables

La RSE se diferencia de otras prácticas empresariales como la filantropía o las donaciones, en que pide a la empresa que adopte prácticas sustentables que contribuyan al bienestar de la sociedad y al cuidado del planeta.

La sustentabilidad empresrial se desarrolla en torno a tres ejes:

  • Ambiental. Básicamente es la gestión ambiental de la empresa, tratamiento de residuos, reducción de la huella de carbono.
  • Económico. Incluye códigos de conducta, buenas prácticas comerciales, ética y transparencia.
  • Social. Valora la diversidad, respeta los derechos humanos, promueve el liderazgo, la equidad de géneros y participa activamente en la comunidad.

Sin embargo, debemos decir que si una empresa no es sustentable y socialmente responsable hacia el mercado interno, difícilmente podrá impregnar sus exportaciones con estos valores. Por lo tanto, para adoptar la exportación sustentable se debe comenzar por un proceso interno que lleve a producir los cambios necesarios.

Integrando la RSE a la exportación sustentable

Para exportar hay que diferenciarse, y la exportación sustentable es una de las grandes diferenciaciones que reclaman los consumidores. La base de la exportación sustentable está en destacar los atributos sostenibles del producto junto con los logros que surjan de la RSE. Hay muchos pequeños grandes casos de éxito de empresas que se han iniciado en este camino y van generando nuevas herramientas que les permiten crecer junto con la comunidad.

Por ejemplo la página web de Animaná, una empresa B dedicada a la moda sustentable, que actualmente exporta a China y cuenta con locales propios en Europa, destaca valores y logros.

Entre los valores mencionan la relación con comunidades locales para preservar el acervo cultural y generar ingresos para las MiPyme locales. También, la preservación del medio ambiente al utilizar fibras naturales de oveja y camélidos.

Entre los logros de la RSE, mencionan el empoderamiento económico de las comunidades, las cadenas de valor transparentes y sustentables y el éxito de las ventas en línea conectando oferta y demanda de productos sustentables.

Conceptos colaborativos, actividades y objetivos

Para integrar las prácticas de la RSE a la exportación sustentable se deben fijar objetivos y diseñar actividades en torno a conceptos colaborativos. Por ejemplo:

  • Co-aprender. Las actividades pueden ser certificaciones de conocimientos y habilidades, desarrollo de capacidades junto con la comunidad. Los objetivos son la consolidación de buenas prácticas, diseño con intención y fomento de la conciencia ambiental.
  • Conectar y co-crear. A través de mentorías y consultorías que permitan validar las buenas prácticas. Los objetivos son crear sinergia, fomentar las buenas prácticas y ayudar a la incubación de ideas circulares.
  • Hacer negocios y transacciones. Implica adoptar soluciones de transparencia y trazabilidad. También, contar con un catálogo de proveedores sostenibles. Los objetivos son crear confianza en las cadenas de valor y adecuar demanda y oferta sostenibles.

Datos sobre la demanda mundial de productos sustentables

La sustentabilidad no es una moda ni una tendencia de mercado. En cambio, es una necesidad si queremos que las próximas generaciones también puedan satisfacer sus necesidades. ¡Y parece que el consumidor lo sabe! La Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa (SEPYME) reveló los siguientes datos:

  • El 70% de las personas están muy preocupadas por la situación ambiental.
  • El 94% está familiarizado con el concepto de consumo responsable.
  • El 90% de los consumidores milénicos latinoamericanos toma en cuenta el impacto ambiental en algunas de sus compras.

Por su parte, según el informe de sustentabilidad de Mercado Libre, más de 4,3 millones de usuarios compraron, en 2022, productos con impacto positivo, un 29% más que en el año anterior.

Demanda de exportación sustentable para Argentina

En cuanto a la exportación sustentable, analicemos los principales socios comerciales de Argentina:

  • Brasil. Según una encuesta realizada por el Instituto Akatu, el 76% de los brasileños considera importante que las empresas sean social y ambientalmente responsables, y el 55% afirma que estaría dispuesto a pagar más por un producto sustentable si supiera que su fabricación respeta el medio ambiente y los derechos humanos.
  • China. Aunque es difícil obtener datos, según algunos estudios se observa una mayor demanda de productos orgánicos, reciclados, éticos y de comercio justo en China, así como una mayor disposición a pagar precios más altos por ellos.
  • Unión Europea. Es el consumidor sustentable por excelencia. Un estudio realizado por la Comisión Europea en 2019 reveló que el 56% de los consumidores europeos afirmó haber comprado al menos un producto ecológico en el último mes, y el 41% dijo estar dispuesto a pagar más por productos que respeten el medio ambiente y los derechos humanos.
  • México. El 88% de los consumidores valora como atributos sustentables añadir componentes sociales, en tanto el 43% valora conocer la historia detrás del producto.

Te puede interesar: La sostenibilidad en el comercio internacional: prácticas y tendencias en Argentina

Certificaciones de sustentabilidad

Una de las grandes dificultades que deben enfrentar las empresas que se animan a la exportación sustentable es la falta de mecanismos para demostrar la sostenibilidad de las prácticas.

Sin embargo, para las empresas que realizan el esfuerzo de ser más sustentables, poder certificar estos avances es muy importante. De hecho, para la exportación sustentable en muchos casos es necesario contar con certificaciones ya que las pueden exigir clientes del exterior.

En Argentina se pueden obtener diferentes certificaciones. Por ejemplo:

  • Certificación SA 8000. Es otorgada por SGS Argentina. Es un estándar independiente de puestos de trabajo. Fomenta el desarrollo, mantenimiento y aplicación de prácticas sustentables en las condiciones de trabajo de empleados, socios y proveedores.
  • Certificado de desarrollo sustentable. Otorgado por Certificación Sustentable SA, primer organismo de certificación sustentable de la Argentina.
  • Certificación ISO 26000. Es la norma de Responsabilidad Social Corporativa.
  • Empresa B. Las empresas del sistema B buscan la transparencia y medir y reducir el impacto ambiental y social de sus actividades. La certificación es otorgada por B Lab, una prestigiosa entidad de los Estaos Unidos. Se realizan mediciones en cinco áreas: gobierno, trabajadores, clientes, comunidad y medio ambiente.

Leé también: Soluciones innovadoras en comercio exterior

Hasta acá llegamos con la nota «Exportación sustentable: cómo integrar prácticas de responsabilidad social en tu estrategia de exportación». Esperamos que te haya sido útil. Recordá que en Cómo importar en Argentina somos especialistas en asesoramiento y gestión de negocios internacionales. Contactanos para más información.

¿Qué te pareció este contenido? ¡Dejanos tu opinión!

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram