Exportación por cuenta y orden de terceros: ¿Cómo opera?

Exportación por cuenta y orden de terceros: ¿Cómo opera?

Los trámites para exportar bienes y servicios desde Argentina a otros países pueden ser engorrosos, si no se realizan adecuadamente. Para facilitar estos procesos, existe la exportación por cuenta y orden de terceros. Acá te contamos más sobre ella.


¿Qué es la exportación por cuenta y orden de terceros?

Cuando un particular o una empresa realizan una exportación, envían algún producto desde su país de origen a otro país de destino. En este punto, un cliente recibirá el producto para darle distintos fines.

Entendida la definición de una exportación, es importante tener en cuenta por qué se realiza este proceso comercial. Algunos motivos son estos:

  • Suministrar materias primas para fabricar productos.
  • Trasladar productos terminados para satisfacer una demanda.
  • Abrir nuevos mercados en otros países.
  • Posicionar marcas y denominaciones de origen a nivel internacional.
  • Enviar productos adquiridos por internet.

En este sentido, es muy común que un exportador que apenas se inicia en el sector desconozca todos los pasos y la documentación que debe completar para que su producto llegue a destino.

Esta situación suele afectar muy especialmente a micro, pequeñas y medianas empresas, ya que estas no suelen contar con un departamento encargado del área de comercio exterior.

Para satisfacer esta necesidad, la legislación aduanera argentina contempla la figura de exportación por cuenta y orden de terceros. Esta consiste en delegar el proceso exportador en un intermediario, sin alterar la propiedad de la carga.

Esto quiere decir que los particulares y las empresas que desean exportar pueden contratar los servicios de un agente de exportaciones para que realice el proceso por ellos. De allí, el hecho que exista la orden de un tercero para enviar un bien o servicio al exterior.

Funcionamiento de este tipo de exportación

Los agentes de exportación por cuenta y orden de terceros que se dedican a prestar este servicio también son conocidos como cosignatarios o brókers. Estos se encargan de gestionar todo lo referente al proceso exportador por mandato de un tercero.

Entre sus responsabilidades se encuentran las siguientes:

  • Efectuar trámites ante las autoridades aduanales.
  • Obtener los permisos necesarios para la exportación del producto.
  • Contratar el servicio de transporte para completar la exportación.
  • Asegurar la mercancía durante sus etapas de traslado.
  • Gestionar la entrega de la carga en destino.
  • Informar al productor sobre el proceso de exportación.
  • Notificar a la Administración Federal de Ingresos Públicos sobre el proceso.

Se trata entonces de una operación comercial relativamente sencilla, pero no exenta de distintos pasos que deben seguirse para evitar inconvenientes.

De esta forma, los procesos que debe completar una empresa que desee que sus productos lleguen al exterior con la ayuda de un intermediario, son estos:

  • Preparar y actualizar el inventario de mercancía a exportar.
  • Almacenar la carga de manera adecuada.
  • Contactar con un bróker exportador.
  • Consignar la carga al intermediario.
  • Revisar el estatus de la carga durante su traslado.

Por otro lado, los brókers de exportación también deben cumplir con algunas obligaciones para llevar a cabo su tarea correctamente.

Es el caso del régimen de información de las operaciones realizadas, una disposición legal que establece que los consignatarios deben notificar a la Administración Federal de Ingresos Públicos sobre todas las exportaciones por cuenta y orden de terceros que hayan realizado.

Así mismo, el intermediario debe entregar a los propietarios de la carga copias de los formularios de declaración jurada, constancias de transmisión electrónica y comprobantes de los datos de embarque de la mercancía.

Ventajas de implementar la exportación con intermediarios

Los exportadores, en su condición de propietarios de la carga, tienen importantes ventajas al utilizar los servicios de un cosignatario para despachar sus mercancías al exterior. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Los intermediarios cuentan con personal especializado en comercio exterior.
  • Las empresas se ahorran molestias por trámites y gestiones legales.
  • El bróker permite ahorrar tiempo en los procedimientos para exportar.
  • El agente cosignatario conoce el régimen aduanal del país emisor y el país receptor.
  • Los brókers emiten guías de embarque y monitoreo de la carga.

Es por ello que el productor tiene la seguridad de que su carga llegará a destino de manera satisfactoria, y no tendrá problemas con el organismo fiscal aduanero. En conclusión, contratar el servicio de exportación por cuenta y orden de terceros es una decisión llena de beneficios.


¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram