Exportación directa o indirecta ¿Cuál es la más adecuada?


Exportación directa o indirecta ¿Cuál es la más adecuada?

A la hora de participar del comercio exterior, cada empresa debe decidir su propia estrategia.  De hecho, las empresas cuentan con distintos recursos. Esto permite comenzar a exportar y ganar experiencia reduciendo el riesgo. Por ejemplo, regímenes simplificados como Exporta Simple. Hay otras posibilidades. Por ejemplo, franquicias, consorcios o exportación indirecta. También existe el empresario que decide correr sus propios riesgos. En realidad, cada una tiene su pro y sus contras. Hoy analizaremos, entre exportación directa o indirecta, cuál es la estrategia más adecuada para tu empresa y tus exportaciones.

Exportación directa o indirecta, ¿cuál elegir?

La forma de comercialización es una de las primeras decisiones que debe tomar el futuro exportador. Es decir, si realizará una exportación directa o indirecta. En otras palabras: ¿se ocupará personalmente de toda la operación? ¿O la derivará a un intermediario?

En el caso de la exportación directa aparecen distintas figuras. Por ejemplo, los consorcios o cooperativas de exportación. A su vez, la operación admite diversas modalidades. Entre éstas, contratar agentes o distribuidores locales. También, establecer una sucursal o vender en forma directa.

Te puede interesar: ¿Cuál es la diferencia entre la exportación directa e indirecta?

La exportación indirecta también admite diferentes figuras. En este caso se pierde en parte el control de la operación. Es porque se opera a través de un intermediario. Por ejemplo, el exportador no llega a conocer al cliente.

En realidad, no se puede decir que, entre exportación directa o indirecta, una forma sea mejor que la otra.  De hecho, muchas empresas utilizan ambas estrategias. El sistema de comercialización debe adaptarse a cada caso y limitaciones existentes en cada país. Lo mejor es realizar un análisis pormenorizado de cada situación, a fin de decidir lo más conveniente.

Determinación del tipo de comercialización exterior

Para decidir si es más conveniente la exportación directa o indirecta, la empresa debe realizar un análisis pormenorizado. Éste debe referirse a dos aspectos. Uno, el mercado. El otro, su propia capacidad para exportar.  Veamos qué aspectos analizar desde el punto de vista de la empresa:

  • Conocimiento del mercado de destino.
  • Experiencia exportadora.
  • Recursos humanos y materiales.
  • Posibilidades de viajar al exterior.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los diferentes métodos de exportación?

También se deben analizar distintos elementos del mercado:

  • Volumen de la exportación.
  • Mercancía para exportar.
  • Valor de la exportación.
  • Costos de intermediación y operación. Un intermediario ofrece mayor conocimiento del mercado y posee una infraestructura de distribución. Sin embargo, el costo de sus servicios puede ser determinante en la factibilidad de la exportación.
  • Requisitos de los países de origen y destino.

Lo dicho hasta ahora no debe inquietar a quienes deciden exportar por sí mismos. En realidad, lo más importante es dar los primeros pasos con cierta cobertura, a fin de minimizar costos. A continuación, adquirir experiencia exportadora para tomar las mejores decisiones.

Características de la exportación directa

Algunas alternativas para quienes deciden exportar por sí mismos son:

  • Exporta simple. Es un régimen de exportación simplificada para pequeñas empresas. Se realiza a través de un sistema de operadores logísticos. No requiere estar inscripto en el Registro de la Aduana. Tiene limitaciones en cuanto al volumen, importe y cantidad de operaciones anuales.
  • Consorcios de exportación. Alianzas voluntarias entre empresas para alcanzar un objetivo común en el comercio exterior. Implica acciones colectivas, cooperación y vinculación en redes. Permite reducir los costos de internacionalización. Deben constituirse formalmente como sociedades comerciales.
  • Cooperativas de exportación. Similar a la anterior, pero bajo la forma de cooperativa.
  • Contratos de colaboración empresarial.
  • UTE (Unión transitoria de empresas).

Características de la exportación indirecta

Para muchos especialistas la exportación indirecta es la forma más sencilla de comenzar a exportar. Puede realizarse a través de las siguientes figuras:

  • Compañía de Comercialización Internacional o «trading».   Estas compañías pueden comprar mercaderías en el mercado interno para su exportación. Además, prestan todos los servicios destinados al comercio internacional.
  • Exportador por cuenta y orden.
  • Comprador en el exterior. Es un profesional que reside en el país de destino, experto en determinados productos.
  • Consignatario en el exterior.
  • Distribuidor en el exterior. Es considerado el sistema típico de penetración en el mercado internacional.
  • Cadenas de comercialización. Son mayoristas que ofrecen hacerse cargo de todos los servicios incluido el transporte. Se conocen como «rack jobbers».

Leé también: Consultoría en comercio exterior

¿Todavía no te decidís entre exportación directa o indirecta? Los expertos de E-Comex pueden ayudarte.

¿Te resultó útil esta información? ¡Déjanos tus comentarios!

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram