Retos internacionales en la distribución de las vacunas de Covid-19


Retos internacionales en la distribución de las vacunas de Covid-19

A la hora de buscar profesionales que se encarguen de la distribución de las vacunas de Covid-19 a nivel internacional, se han contactado a expertos en importaciones. Debido a que, al trabajar con un cargamento tan importante, es necesario aplicar estrategias logísticas internacionales sofisticadas, que incluyen mucho más que el simple traslado.

Los principales retos en la distribución de las vacunas a nivel mundial

Los programas de inmunización exitosos han contado siempre con sistemas logísticos internacionales y una cadena de suministro calculada de principio a fin. Esta es la única manera de garantizar el correcto almacenamiento, manipulación, trazabilidad y gestión de existencias de vacunas. En el caso de la vacuna para Covid-19, se requiere un riguroso control de la cadena de frío con sistemas de gestión logística de primera punta.

El único objetivo, a fin de cuentas, es asegurar que la vacuna esté siempre disponible, de manera ininterrumpida y con la misma calidad que la entrega el fabricante. De este modo, se apunta a que no se pierdan oportunidades de vacunación. Para esto hay que tener en cuenta todos los factores la gestión de la cadena de suministro. Así, se garantiza que el producto sea el adecuado en cantidades correctas.

distribución de las vacunas

Distribuir la nueva vacuna es urgente. Esta es una presión muy grande para el rendimiento de las cadenas de suministro, que tendrá que optimizarse. No sólo habrá que encontrar nuevas estrategias para aumentar la velocidad. Además, habrá que integrar nuevas tecnologías en los equipos de la cadena de frío. Este es el único modo de garantizar el cuidado y la eficacia de la vacuna.

La cadena de frío

Concretamente, tomemos el caso de las vacunas convencionales. Estas deben almacenarse, desde su fabricación hasta que se aplican, a una temperatura entre dos y ocho grados centígrados. Cualquier exposición de la vacuna a otras condiciones de temperatura podría reducir (o hasta eliminar) el potencial de la vacuna. A dichas conclusiones se ha llegado con años de investigación por parte de las farmacéuticas.

Sin embargo, las vacunas del Covid-19 se desarrollaron a una velocidad sin precedentes para combatir la crisis sanitaria mundial. Por eso, los investigadores no pueden detenerse a hacer un estudio riguroso sobre el almacenamiento.

Debido a esta falta de datos, por precaución, muchos productores prefieren utilizar temperaturas extremas a lo largo de la cadena de suministro. Estamos hablando de temperaturas que llegan a los -80 °C. Algunos Estados, como la Argentina, tienen en cuenta esta informaciones en sus planes estratégicos de la vacunación.

distribución de las vacunas

Las soluciones puestas en marcha

Las adecuaciones para la distribución de las vacunas de Covid-19, deben comenzar desde su producción. La conclusión a la que llegaron es que, cada vacuna debe tener centros de producción en los distintos bloques comerciales.

El depósito de las dosis deberá adecuarse a los requerimientos de cada vacuna. (Recordemos que en la actualidad existen 4 vacunas que empiezan a popularizarse de manera simultánea). Además, los procesos de traslado son altamente riesgosos. Esto se debe a que, los controles de calidad o el despacho de aduanas son momentos en que se dificulta la refrigeración, por ejemplo.

Por eso, una de las soluciones que se encontraron para evitar el mayor número de puntos de traslado, es realizar envíos aéreos cubriendo las mayores distancias posibles. Esto en términos de cantidades y volumen de envío, representa un desafío enorme. Pero vale la pena afrontarlo en busca de una menor exposición.

Tomemos como ejemplo una distribución de 10.000 millones de dosis durante dos años. En ese caso, se necesitarían 15 millones de entregas en cajas de refrigeración. Eso significa 200.000 movimientos de pallets y 15.000 vuelos en distintas configuraciones.

Este evidentemente será un reto mayor para los países que se encuentren alejados de los polos productivos. Sobre todo en una primera instancia, en que las vacunas sólo se producen en un sólo lugar . Por ello, las vacunas empezaron a trasladarse por vía aérea a todo el mundo.

Esta vía es siempre la más costosa para la exportación. Pero a nivel logístico, y dada la urgencia, es la más conveniente. Los gobiernos que importan vacunas saben que mantener la cadena de frío requiere de empaques térmicos, un cuidado atento y una seguridad máxima. Por lo tanto, deducen: mientras menos tiempo esté la vacuna expuesta a los riesgos logísticos (es decir, mientras menos tiempo viaje), mejor.

Cuando comiencen a entrar en actividad los nodos de producción en los distintos continentes, abaratarán los costos y se disminuirán los riesgos de traslado, situando a la vacuna más cerca de quienes la necesitan.

Máximo compromiso en la distribución de las vacunas

La distribución de las vacunas requerirá de la mejor voluntad, de los mejores profesionales. Estamos hablando de los estándares más altos de la industria. Este tipo de manejo cuidadoso es por el que trabajamos desde E-Comex desde hace años, en busca de la máxima satisfacción del cliente. En este caso, estaremos muy atentos para informarte e intervenir siempre que sea necesario.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram