¿Qué son las destinaciones suspensivas?


¿Qué son las destinaciones suspensivas?

¿Querés importar bienes o servicios en Argentina? Debés saber que el régimen de importaciones en el país contempla varias normas y reglamentos. En este sentido, las destinaciones suspensivas son una figura que vale la pena conocer en este ámbito. Te decimos más acá.

¿Qué es una destinación aduanera?

En primer lugar, si querés comprender este tema de manera sencilla, es necesario empezar por lo más básico. Así, una destinación aduanera es justamente el destino que se le da a un producto en el marco de la legislación aduanera del país donde ha sido importado. Sin embargo, hay que evitar una confusión en los términos, ya que no nos estamos refiriendo a un destino en calidad de lugar donde será enviada una mercadería.

Por el contrario, una destinación hace referencia a las condiciones aduaneras que deben cumplirse para que un producto sea destinado. Por lo tanto, tiene que ver con la finalidad que tendrá la mercadería, por ejemplo, comercialización, uso privado, transformación para ser exportado, etc. Además, la destinación también refleja la legislación aplicable sobre esta importación, lo que pudiese fijarle aranceles ordinarios, reducidos o simplemente anularlos.

En Argentina, es el importador quien declara la destinación de sus productos, lo cual se basa en un principio conocido como declaración previa comprometida. Esta figura consiste en que la autoridad de aduanas confía en la buena fe del importador al declarar la destinación de un producto, sin verificar la autenticidad de esta información.

destinaciones suspensivas

Conociendo las destinaciones suspensivas

Las destinaciones suspensivas o temporarias aplican sobre mercaderías que no son traídas al país con una finalidad permanente. Ahora bien, este tipo de destinación suele clasificarse en dos grandes grupos, que son:

1.Destinaciones suspensivas con transformación

Se trata de productos que ingresan al territorio aduanero con la finalidad de ser transformados o procesados, para luego ser reexportados. Un ejemplo notable puede verse en los corchos de las botellas de vino argentino, muchos de los cuales provienen del exterior, pero luego son exportados nuevamente.

Igualmente, ciertas autopartes entran al país para formar parte de la cadena de ensamblaje de vehículos nacionales que luego se exportan. Estas son, por tanto, destinaciones suspensivas con transformación.

2.Destinaciones suspensivas sin transformación

Por el contrario, las destinaciones suspensivas sin transformación involucran a todos aquellos bienes que ingresan al país sin que exista ninguna intención de procesarlos. Así, podemos mencionar productos tecnológicos utilizados en eventos artísticos o audiovisuales, que luego volverán a salir del país.

Aplicación de las destinaciones suspensivas

Cuando un importador declara una destinación suspensiva, debe tener en cuenta algunos aspectos importantes para efectuar este trámite. Es momento de conocerlos, uno por uno:

– Entrada al territorio aduanero

En este apartado, la destinación suspensiva solo puede contemplar productos cuyo plazo de permanencia sea temporal, los cuales deben también tener un objetivo declarado. Según cuál sea, se establecerá el tiempo permitido de permanencia.

– Tributos

Las destinaciones suspensivas no generan tributos, pero son sometidas a una estricta vigilancia por parte de las autoridades. Esto se debe a que puede darse un uso incorrecto de esta destinación al no sacar el producto del país en el tiempo establecido.

– Movimiento en el territorio aduanero

El producto sujeto a una destinación suspensiva podrá movilizarse según su uso declarado. A manera de ejemplo, no es lo mismo una obra de arte que se exhibirá en un único museo, que un equipo audiovisual que se usará en una gira de varios conciertos.

– Cualidad comercial

Los bienes sometidos a destinaciones suspensivas no pueden ser comercializados. La normativa solo establece la posibilidad de transferirlos bajo situaciones muy especiales.

– Régimen de prohibiciones

En este caso, las destinaciones suspensivas no se someten a las prohibiciones económicas. Solo en casos excepcionales, y por disposición de la autoridad, esto puede cambiar.

destinaciones suspensivas

Conclusiones sobre las destinaciones suspensivas

Si tenés pensado importar un producto temporalmente a Argentina, entonces las destinaciones suspensivas pueden ser una figura muy útil para tu propósito. Solo es cuestión de planificar la importación y contar con asesoría adecuada para que no te tome por sorpresa el régimen de destinaciones aduaneras vigente. En este sentido, y como conclusión, te recomendamos entrar en contacto con un agente aduanero antes de realizar cualquier trámite. De esta manera, te ahorrarás pérdidas de tiempo y dolores de cabeza para traer un producto al país de forma temporal.

 

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram