Déficit comercial: qué es, cómo se llega y consecuencias

Déficit comercial: qué es, cómo se llega y consecuencias

Uno de los términos más temidos por la economía de cualquier país es el de Déficit comercial pues cuando hablamos de esto nos referimos a la diferencia negativa que nace entre las exportaciones menos las importaciones.


Este es uno de los indicadores que poseen más importancia en lo que se refiere a comercio exterior el cual se encuentra relacionado directamente con la economía internacional de un país.

Dicho de otra manera el término “Déficit comercial” es utilizado para hacer referencia a que un país realiza más importaciones o compras en comparación con las ventas que logra hacer en el exterior.

Este es un término negativo utilizado en la economía para referirse a que un país no es capaz de autoabastecerse.

¿Cómo se llega a un déficit comercial?

Son muchos los factores que pueden ocasionar una situación como esta, entre ellas podemos mencionar, en primer lugar, a la capacidad productiva y la accesibilidad a la materia prima.

Si un país no tiene la suficiente capacidad productiva para satisfacer las necesidades de la población, las importaciones se vuelven en una necesidad para cubrir las carencias.

Aunque la capacidad productiva es uno de los factores más destacados, no podemos dejar de mencionar la competitividad. Aquí hablamos de una buena relación precio – calidad en la que el ciudadano común prefiere los productos nacionales por encima de los importados.

Otro factor importante son los gustos de los consumidores. Muchos de estos prefieren comprar productos importados de marcas o firmas reconocidas a nivel mundial, aunque en realidad este es un factor que claramente no tiene una gran relevancia como la competitividad y la capacidad productiva.

¿Cuáles son las consecuencias de un déficit comercial?

Este ratio suele tener grandes efectos en la economía de un país y definitivamente es el origen principal de los grandes desequilibrios macroeconómicos.

El tema monetario es uno de los primeros puntos a mencionar. Este es la causa y efecto de lo que conocemos como Estado de la balanza comercial, la cual se refiere a los ingresos obtenidos por las exportaciones, menos los pagos causados por la compra de productos a otro país.

Cuando un país realiza más exportaciones que importaciones tiene la necesidad de financiar dicho saldo negativo a través de una deuda bien sea pública o privada para así poder continuar la compra de productos o servicios a otros países.

Por consiguiente, también existe un aumento en el tipo de cambio, lo cual a su vez ocasiona un incremento en el precio de la divisa, lo que se traduce en una devaluación de la moneda nacional.

Las consecuencias de un déficit comercial en definitiva tienen un “efecto dominó” en la economía del país que la padece y puede ocasionar una gran crisis.

¿Cómo mejorar el déficit comercial de un país?

Entender claramente cómo funciona la economía de un país no es sencillo. Sin embargo, trataremos de explicar de una manera clara qué se puede hacer para mejorar la situación económica de un país.

En este sentido, tenemos las inversiones extranjeras, pues cuando una empresa extranjera decide invertir en nuestro país, literalmente está comprando nuestra deuda porque la entrada del capital de dicha empresa requiere una demanda de la moneda local. Por lo tanto, promover las inversiones extranjeras son una clara manera de mejorar un déficit comercial.

El control de capital es otra de las opciones que posee un país cando se encuentra en una crisis de este tipo y aunque, definitivamente, a los inversionistas no les guste esta opción, por el tipo de restricciones existentes, se ha conocido casos donde países han salido de crisis monetarias, implementando este tipo de controles. Ejemplos de esto son Malasia y Corea del Sur.

Por último, promover la producción nacional pensando en su exportación es otra de las medidas que pueden implementarse para así recuperarse de una crisis económica de este tipo.

Lo cierto es que mientras los agentes individuales o corporativos mueven su microeconomía en función de sus beneficios sin pensar en las consecuencias macroeconómicas, es el Estado el que debe encargarse de controlar de alguna manera las situaciones nacionales que pueden ocasionar, de manera negativa la balanza de pago y que inminentemente pueden causar una crisis económica que obviamente afectaría a todos los ciudadanos.


¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram