¿Cuáles son los 3 cultivos más rentables de la Argentina?


¿Cuáles son los 3 cultivos más rentables de la Argentina?

¿Cuáles son los 3 cultivos más rentables de la Argentina?

La rentabilidad de un cultivo se denomina rentabilidad agrícola. Su determinación no es sencilla ya que intervienen muchas variables. En forma simplificada, se puede decir que es el rendimiento de todos los medios materiales y humanos aplicados a un cultivo en un lapso determinado. En Argentina, con su variedad de suelos y climas, se pueden elegir los cultivos más rentables para cada región.  Entre los 30 y 40° de latitud se destacan tres especies con excelentes perspectivas de mercado: almendro, olivo y pistacho.

El olivo vuelve a ser uno de los cultivos más rentables

Argentina es el décimo productor mundial de aceitunas en conserva. En tanto, ocupa el lugar 11 en la producción de aceite de oliva pero es el quinto exportador mundial del llamado «oro líquido».

Si bien el cultivo de olivares es uno de los más antiguos de la Argentina, atravesó distintas etapas y se estancó en los últimos años. Sin embargo, a partir de la recuperación comercial actual, se visualizan inmejorables condiciones para la olivicultura.

Te puede interesar: La importancia de la exportación agropecuaria en Argentina

En Argentina  la provincia de Mendoza tiene el mejor potencial, pero el olivo puede cultivarse entre los 25 y 40° de latitud. Así, es uno de los cultivos más rentables también en Catamarca, Córdoba, La Rioja, San Juan, hasta el sudeste de la provincia de Buenos Aires y la costa de Río Negro.

En la actualidad se han comenzado a desarrollar fondos de inversión para financiar olivares con aportes de pequeños ahorristas, lo cual no deja de ser una opción tentadora: proyectan una rentabilidad del 15% en dólares para una inversión inicial a partir de los 10.000 dólares.

Pistacho, el nuevo oro verde

La gran ventaja del pistacho es la demanda insatisfecha. En Argentina comenzó a cultivarse en 1980 con semillas traídas de Irán. Según la experiencia, los costos son mínimos y los rendimientos son los mejores del mundo.

El pistacho es una planta de crecimiento lento. Un árbol puede tardar entre cuatro y ocho en dar frutos, pero tiene una vida útil de 100 años. Por eso puede ser visto como uno de los cultivos más rentables a largo plazo.

Requiere unas condiciones climáticas específicas, por eso se cultiva en pocas regiones del mundo. La provincia ideal es San Juan, puesto que esta planta se desarrolla a los 32° de latitud. Ya hay alrededor de 5000 hectáreas cultivadas y se proyectan 500 más. También se están desarrollando cultivos en San Luis en forma experimental, y en Mendoza se cultiva cada vez más.

El pistacho es uno de los frutos secos más ricos en nutrientes, considerado actualmente un súper alimento. Contiene calcio, magnesio, potasio, fibra y vitamina E así como grasas insaturadas y proteínas. Por este motivo aumenta su demanda en todo el mundo.

Los dos principales productores son Irán y Estados Unidos, mientras que los mayores importadores son China y la Unión Europea.

Te puede interesar: WARRANT, ¿QUÉ SON Y CÓMO SE USAN EN EL MERCADO AGROPECUARIO?

En Cuyo se lanzó un fideicomiso para invertir en un polo pistachero. La inversión mínima es de 10 hectáreas con un costo de 16.000 dólares y se calcula recuperar la inversión en los siguientes 7 años. En términos generales, una hectárea produce entre 2500 y 4000 Kg, a una cotización internacional de 10 a 13 dólares el Kg.

Almendra, el fruto seco más consumido en el mundo

La almendra es el fruto seco más consumido del mundo. Se debe a sus grandes propiedades nutricionales y su versatilidad en la gastronomía. La mayor productora mundial es California.

Argentina actualmente produce cerca de 2500 toneladas por año. Más del 90% de la producción proviene de Mendoza, aunque también se produce en San Juan, San Luis, Río Negro, Neuquén y otras provincias.  Sin embargo, esta producción no alcanza a cubrir la demanda interna, por esto motivo Argentina debe importar almendras de Chile y Estados Unidos.

Las importaciones superan la producción interna. Por ejemplo según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en 2017 se importaron 3155 toneladas de almendras, el 96% sin cáscara.

Leé también: ¿En qué nos diferenciamos?

Así, debido a la demanda interna y el aumento de la demanda global, la almendra puede convertirse en uno de los cultivos más rentables, aunque también a largo plazo.

Cada árbol tiene un rendimiento de 10 a 15 Kg. de almendras en regadío o secano. El riego no requiere grandes inversiones. La primera cosecha puede producirse cuando el árbol tiene tres años. Sin embargo, para que el retorno de la inversión sea elevado, se deben implementar sistemas mecanizados como riego y mantenimiento.

¿Qué te pareció esta nota? ¡Dejanos tu opinión!

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram