¿Cómo calcular el flete para el transporte marítimo?


¿Cómo calcular el flete para el transporte marítimo?

¿Te interesa exportar o importar productos en Argentina? Ahora podés hacerlo con la información más relevante acerca de cómo calcular el flete para el transporte marítimo. Además, te explicaremos lo que debés saber para evitar contratiempos en ese sentido.

¿Qué es un flete de transporte marítimo?

Para comenzar, un flete es el precio que se establece sobre el pedido de transportar una mercancía desde un punto de origen hasta un punto de destino. El flete suele llevarse a cabo por parte de una empresa especializada en logística o transporte internacional. Dependiendo del medio de traslado, un flete puede ser terrestre, aéreo o marítimo. Cuando se combinan dos o más medios de transporte, este pasa a ser multimodal.

Sin embargo, el flete marítimo es el más común en el traslado internacional de bienes y servicios. Esto se debe a su eficiencia, seguridad y capacidad de atravesar zonas geográficas extensas y lejanas entre sí.

La fijación del flete depende del agente de carga internacional, que a su vez puede ser una compañía naviera. Esta toma en cuenta ciertos aspectos técnicos para determinar un precio, que luego es transmitido al vendedor o comprador de la mercancía, según sea el caso. Así mismo, el pago del flete puede realizarse en origen o en destino. Cabe mencionar que el flete para el transporte marítimo no tiene nada que ver con otros aspectos de un envío de carga, como la póliza de seguro, los derechos de exportación, los aranceles de importación, etc.

cómo calcular el flete para el transporte marítimo

Conociendo cómo calcular el flete para el transporte marítimo

Como el flete no es otra cosa que un precio, es necesario comprender que este responde a una estructura de costos y un margen de ganancia. En este sentido, el agente naviero siempre buscará que el precio le resulte favorable ya que, como es evidente, transportar una carga de un continente a otro implica riesgos y dificultades.

Entonces, la fijación del flete inicia con una revisión del peso y el volumen del cargamento. Entre esas dos proporciones, el agente naviero escoge la que más lo favorezca. Como base para esto se toma en consideración el factor de estiba, que es una relación peso/volumen.

El factor de estiba se calcula dividiendo el volumen de la carga entre el peso de esta. El volumen se estima en metros cúbicos, mientras que el peso se valora en toneladas métricas. Así, la fórmula queda como FE=Volumen (m³)/Peso (TM).

De esta forma, si el factor de estiba es una cifra superior a 1, entonces el flete se calculará con base en el volumen de la carga, no en su peso. Por supuesto, esto puede negociarse con el transportista, pero dependerá de cada situación individual. Igualmente, la tarifa puede sufrir variaciones si el envío se realiza en la modalidad LCL (carga menor a un contenedor completo), o en la modalidad FCL (carga equivalente a un contenedor completo).

Entendiendo la tarifa sabiendo cómo calcular el flete para el transporte marítimo

Además del factor de estiba explicado anteriormente, el flete está conformado por otros elementos importantes. Los principales son:

  • Tarifa básica aplicable al traslado de una carga entre dos lugares específicos, tomando en cuenta la distancia.
  • Cargos especiales por contratiempos en el traslado, costos operativos de las embarcaciones, entre otros.
  • Precio del combustible, que puede variar por los constantes cambios en el mercado internacional de hidrocarburos.
  • Tasa por cambio de divisa, ya que la embarcación puede atravesar diferentes puertos donde se cancelan gastos en distintas monedas.
  • Tasa por gastos portuarios, los cuales se fijan de acuerdo con el puerto donde se haga parada para cargar o descargar la mercancía.
cómo calcular el flete para el transporte marítimo

Conclusiones sobre el tema

Uno de los aspectos más importantes en el caso de los fletes marítimos es la modalidad de pago. Por lo general, existen tres formatos de pago, que deben acordarse entre el transportista y sus clientes. En este sentido, el flete puede ser prepagado antes embarcarse, pagado en destino por el comprador de la mercancía o abonado por quien contrata el flete. Por último, un agente aduanero profesional puede ser de gran utilidad para ayudarte a resolver cómo calcular el flete para el transporte marítimo internacional.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram