¿Qué es la clasificación arancelaria en comercio exterior?

¿Qué es la clasificación arancelaria en comercio exterior?

La clasificación arancelaria es un sistema que permite clasificar e individualizar las mercaderías comerciadas entre los Estados del Mercosur o entre uno de los países integrantes del Mercosur y el mundo. La NCM o clasificación arancelaria (Nomenclatura Común del Mercosur), clasifica los productos y les asigna una posición arancelaria única.

La estructura de la NCM está integrada por 21 secciones y 99 capítulos. Las secciones se ordenan de acuerdo al grado de elaboración de los productos. Los criterios que se toma en cuenta son:

  • – Origen de los productos, de acuerdo a la clásica división de los reinos de la naturaleza.
  • – Materias primas que se utilizan en su elaboración.
  • – Naturaleza del producto.
  • – Función del producto.

Esta clasificación identifica los productos a través de un código numérico y la correspondiente descripción. Tiene como fin determinar el tratamiento tributario e impositivo que corresponde a cada tipo de mercadería a importar o exportar.

De esta manera queda determinada la posición arancelaria que corresponde a cada mercadería en la NCM. El código numérico está integrado por ocho dígitos (en grupos de cuatro-dos-dos). Los primeros seis dígitos corresponden al Sistema Armonizado, que es la nomenclatura internacional. El Mercosur agregó los otros dos dígitos, que corresponden a las sub partidas regionales. Para procesar la información en la Aduana se le agregan a los 8 dígitos, tres más, que corresponden al Sistema Informático María. Por lo tanto, su significado es el siguiente:

  • – los dos primeros dígitos corresponden al capítulo
  • – los siguientes dos corresponden a la partida
  • – los dos penúltimos a la sub partida (los seis al Sistema Armonizado)
  • – los últimos dos a la sub partida regional, (los ocho dígitos Mercosur)

Clasificación Arancelaria

Ubicación del producto en la NCM

Para establecer la ubicación de su producto en los registros nacionales y extranjeros, el exportador debe conocer la posición exacta del producto en el NCM para:

  • – Realizar tareas de inteligencia comercial.
  • – Establecer los estímulos exactos a las exportaciones.
  • – Conocer las disposiciones que rigen la salida de mercaderías del país (prohibiciones, licencias previas, y otras).

Esta información puede ser provista por diferentes entidades:

  • – Empresa a la que pertenece el exportador.
  • – Despachante de aduanas que tramitará la operación.
  • – Fundación Exportar.
  • – Cámara de Exportadores de la República Argentina.
  • – Cámaras de Comercio Exterior del Interior de la Argentina.
  • – Dirección General de Aduanas.

Ante cualquier duda, se puede presentar un escrito ante la Dirección General de Aduanas, para consultar la ubicación específica de un determinado producto. Y ésta emitirá una resolución de clasificación con el código correcto.

Importancia de la Clasificación Arancelaria

  • – Sirve para determinar los porcentajes de derechos de importación, la tasa de estadística y el IVA.
  • – Permite el cálculo del porcentaje de reintegro a la exportación del producto que se comercializa en el exterior cuando las condiciones que debe cumplir la operación sean completamente satisfechas.
  • – Ayuda a determinar cuándo es necesaria una licencia no automática o una autorización para la importación o exportación.

Cuando la mercadería está mal clasificada, el importador se expone a sanciones que establece el Código Aduanero Argentino y esta acción puede derivar en el reembarco de la mercadería. Los motivos de este inconveniente son si se tratara de un producto prohibido, que debe pedir autorización previa, o por falta de dicha autorización.

Cómo se clasifican las mercaderías

  • Los productos naturales se clasifican según el criterio clásico de los reinos de la naturaleza: animal, vegetal o mineral y a su grado de elaboración (secado, deshidratado, congelado, etc.)
  • Los demás productos se clasifican de acuerdo a la materia constitutiva: plástico, caucho, algodón, hierro, vidrio, etc., y su grado de elaboración.

Los productos terminados o manufacturados, además de la materia prima con que están confeccionados, se clasifican según:

  • – Su función (por ejemplo tornillos de hierro o de acero, calzado con suela de cuero)
  • – Por la materia prima (por ejemplo perchas de madera, como productos de madera o sillas de hierro, como productos de hierro)
  • – La función, el uso o destino de aquellos productos en los que se incluyen varias materias primas (por ejemplo vehículos, relojes, motores, entre otros)

Queda claro, la destacada importancia de la clasificación arancelaria y lo problemático que puede resultar si no se realiza correctamente.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram