¿Cuál es la balanza comercial de Argentina?


¿Cuál es la balanza comercial de Argentina?

La balanza comercial de nuestro país se encuentra en un buen momento. Esto es mucho decir luego de uno de los años más duros para la economía mundial del siglo XXI. La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 trajo cambios radicales en el comercio exterior, y entre ellos muchas oportunidades. ¡Conozcámoslas con un análisis de la balanza comercial argentina!

Definición de «balanza comercial»

Cuando hablamos de este término, refiere un simple análisis de comercio exterior: la cantidad de exportaciones e importaciones. En primer lugar, se presenta el volumen neto de las exportaciones y luego, se le resta aquel de las importaciones. En general, este se expresa en dólares.

Sin embargo, en algunos casos puede ser útil compara kilos o litros de mercaderías exportadas menos la cantidad ingresada. En todo caso, la fórmula de esta simple operación sería entonces:

  • Volumen de exportaciones – Volumen de importaciones = Balanza comercial

Actualidad de la balanza comercial en Argentina

Como dijimos, el comercio internacional del año anterior estuvo directamente ligado al rumbo de la pandemia. Sin embargo, Argentina registró una balanza comercial positiva.

Si tenemos en cuenta el estimado del Intercambio Comercial Argentino (ICA) del Indec, el saldo del año pasado fue de 12.528 millones de dólares. Este es, evidentemente, un indicador alentador para el futuro del comercio exterior en Argentina.

Incluso teniendo en cuenta que tanto las exportaciones como las importaciones reportaron los menores volúmenes desde el 2009. Un año que, hay que recordar, también registró una crisis global.

balanza comercial

El antes y después de la pandemia

Si tenemos en cuenta la comparación de la balanza comercial con respecto a las exportaciones, se registra entre diciembre del 2019 y del 2020 una variación de -34,1%. Esto equivale a unos 3.500 millones de dólares menos.

Además, las cantidades cayeron un 33,8% y los precios 0,4%. Es decir que los precios internacionales se mantuvieron constantes y el responsable de la caída fue la cantidad de producción exportable. La buena noticia entonces par los exportadores es que no se está pagando menos, sino que se despacharon menos toneladas.

El sector que más sufrió fueron los productos primarios y manufacturas de origen agropecuario (-45% de variación interanual). Es decir, dos de los que más exporta Argentina. En este sector se registró un avance de 3% i.a. y 6% i.a. de los precios. El problema entonces fue el derrumbe de 47,5% i.a. de las cantidades. Particularmente, las ventas fueron menores en productos relacionados a:

  1. Harina,
  2. Maíz,
  3. Trigo,
  4. Soja y sus derivados.

Esto se dio en coincidencia con una baja en las operaciones de San Lorenzo, Rosario, Bahía Blanca. Es evidente ya que estos son puertos con un alto componente exportador de granos. Asimismo, la carne registró una baja en su volumen de exportaciones.

balanza comercial

¿Buen momento para importar?

Los números son claros: quienes tienen operaciones de importación no se vieron tan perjudicados por la pandemia. ¿Por qué? Un gran factor que muestran los expertos responde a los incentivos generados por el mercado cambiario, a pesar de las restricciones. Es decir, como se paga con el tipo de cambio oficial, sigue siendo conveniente importar.

Esto no significa que el año anterior haya sido un buen año para las importaciones. De hecho, cayeron durante los primeros meses del año, alcanzando un mínimo en abril. La razón es que nuestras compras al exterior están vinculadas a insumos para la producción. Como las industrias estaban siguiendo las restricciones, no se producía.

Sin embargo, para el futuro, los especialistas prevén mejores resultados. Gracias a la reactivación, actualmente las importaciones continuarán en alza. Esto se refleja en un aumento en máquinas para la producción, y repuestos y partes para las mismas.

Entonces, en resumen, podemos responder que nos encontramos en un buen momento para importar. Dos factores nos lo indican y son estos ante los que tenemos que estar atentos. Primero, mientras exista una brecha cambiaria, puede ser beneficioso pagar dólar oficial mercadería importada. Segundo, mientras siga la reactivación, la importación estará incluida. Finalmente, quizás otro factor a tener en cuenta sean los buenos resultados de la balanza comercial, incluso en un año tan adverso como el 2020.

Conclusiones

La balanza comercial argentina puede ser útil a la hora de analizar las posibilidades existentes en el país. Además de esta, existen muchas otras variables para analizar una oportunidad en comercio exterior. Por eso, te recomendamos ponerte en contacto con el equipo de expertos de E-Comex. Ellos podrán guiarte, estudiando todas las variables, de analistas oficiales y privados, para que alcances el éxito internacional.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram