¿Qué es el régimen de aduana en factoría y cómo inscribirse?


¿Qué es el régimen de aduana en factoría y cómo inscribirse?

El régimen de aduana en factoría te beneficiará si pensabas ingresar materia prima, insumos o bienes de uso con destinación suspensiva. Es decir, si estabas necesitando algo del exterior para tu cadena de producción, que no pueda ser sustituido por elementos locales. ¡Veamos en detalle cómo podés aprovecharlo y cómo inscribirse!

¿De qué se trata el régimen de aduana en factoría?

Este fue creado como un instrumento legal que simplifica y unifica las modalidades y plazos ya previstos en regímenes de importación temporaria de bienes de capital y otras mercaderías. Así, trámites y procedimientos administrativos se vuelven más rápidos y efectivos. Evidentemente, también proporciona ahorros significativos correspondientes a los rubros fiscalización y contralor.

Puntualmente, permite disponer de un stock de mercancías importadas en el almacén con plazos especiales,  evitando el costo de almacenaje en los depósitos fiscales y presentación de garantías aduaneras. Sus beneficios se ven reflejados en una compensación entre el IVA originado en tus importaciones y los saldos a favor del tributo en cuestión. Para eso, la AFIP debe notificarte antes sobre la resolución dictada por Juez Administrativo con respecto a tu solicitud.

El Régimen de Aduana en Factoría (RAF) concluye con la exportación definitiva con transformación, reexportación sin transformación o importación para consumo. Para esto, algunas mercaderías tienen un plazo de un año a partir de la fecha de ingreso de las mismas al territorio aduanero. Estas son:

  • Materias primas.
  • Partes.
  • Componentes.
  • Materiales auxiliares.
  • Envases y material de empaque y protección, que se utilicen directamente en el proceso de producción y/o de transformación de bienes para su posterior exportación o importación para consumo.

Luego, con un plazo máximo de tres años, prorrogables por un lapso similar, tenemos bienes terminados o sus partes, utilizados como:

  • Herramientas.
  • Equipamiento.
  • Accesorios de investigación, de medición, de prueba.
  • Aparatología de seguridad industrial y de prevención y control de la contaminación ambiental.

Es importante aclarar que los tributos, derechos y demás gravámenes aduaneros que originen las importaciones con destinación a consumo son imputables por mes calendario. Es por esto que se exige su pago a partir de la fecha de vencimiento que establezca la autoridad de aplicación.

aduana en factoría

Requisitos para la inscripción

Es importante cumplir con los siguientes requisitos para inscribirte:

  • Poseer el alta en los Impuestos al Valor Agregado (IVA) y/o a las Ganancias o en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo), de corresponder.
  • No encontrarse en estado de falencia o deuda.
  • Tampoco estar concursado.
  • Estar registrado en el «Sistema Registral», cargando foto, huella dactilar y documento de identidad.
  • No presentar antecedentes en el Registro de Infractores (en el caso de personas jurídicas este requisito alcanza a los componentes de la misma).
  • Para las personas jurídicas, tener declarados los socios y los integrantes de los órganos de administración y fiscalización, en ejercicio, según el tipo societario que se trate.
  • Tener el alta en el Sistema de Comunicación y Notificación Electrónica Aduanera (SICNEA).
  • Tener el alta en el Sistema Informático de trámites Aduaneros (SITA).

Luego, ya más interiorizados en el comercio exterior, existe una lista de requisitos particulares a cumplir:

  • Inscripción y habilitación como Importador/Exportador.
  • Estar inscripto y habilitado como Agente de Transporte Aduanero.
  • También como Permisionario de Depósito Fiscal.
  • Constituir domicilio de asiento del Régimen de Aduana en Factoría (RAF).
  • Garantía de actuación para el Régimen de Aduana en Factoría.
  • Habilitación en el Régimen de Aduana en Factoría.

El régimen aclara que algunos de estos elementos no son necesarios para aquellos que mantienen vigente su permanencia. Es decir, que están eximidos de repetir la presentación de estos elementos.

Los papeles a presentar

El uso de este beneficio se acuerda con un pacto de las empresas que incluye metas de productividad, niveles de empleo, consumo de materia prima o componentes locales. También se requiere lograr competitividad en productos con alto valor agregado. Por otro lado, estas empresas productoras tienen que:

    • Acreditar solvencia patrimonial y el cumplimiento de las obligaciones tributarias, aduaneras y previsionales. A excepción de aquellas que ya cuenten con el beneficio de aduana domiciliaria y cumplan con las normas.
    • Constituir una garantía global a favor de la aduana.

aduana en factoría

Para inscribirse al régimen de aduana en factoría, lo primero es suscribir un Acta-Convenio con la entidad que agrupe a la actividad industrial que corresponda a tu empresa. Luego, dirigirte a la AFIP, sea de forma virtual o física (Av. Julio A. Roca 651, 1º piso, sector 30, CABA) y presentar tus papeles para pedir tu inclusión.

Evidentemente, el régimen de aduana en factoría puede ser muy beneficioso, pero no es el único. Por eso, podés contar con E-comex. Su grupo de expertos en comercio exterior podrá ayudarte en todo lo necesario con respecto a este y otros regímenes que buscan alentar la exportación.

¿Tenés alguna consulta? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Hit Enter
Follow Us
On Facebook
On Twitter
On GooglePlus
On Linkedin
On Pinterest
On Rss
On Instagram